“No deben alarmarse si la gente muere después de vacunarse” Dra. Moore.

El peligro que puede representar la vacuna del Covid

Medios normalizando el genocidio masivo

CNN en un artículo promocional de la vacuna le dice al público que no deben alarmarse si la gente comienza a morir después de ponerse la vacuna, explican que ” pueden ocurrir muertes que no necesariamente tengan nada que ver con la vacuna”. ¿Qué clase de argumento es este? Es posible que te mueras pero no hay de que preocuparse. ¿Qué le está ocurriendo al mundo?

Esto se encuentra en un artículo titulado “¿Por qué vacunar a nuestros más débiles?”, En él la Dra. Kelly Moore directora asociada de la Immunization Action Coalition (coalición de acción de inmunización), advierte que en personas frágiles y de edad avanzada las vacunas no funcionan tan bien como en las sanas.

https://i.ytimg.com/vi/NyztwG7S5PY/maxresdefault.jpg

Es decir, está doctora nos está aclarando que la agenda programada es exterminar a las personas frágiles y adultos mayores, pues sino se ven afectadas por el virus, la “solución” de vacunarse también los llevará a la tumba. Además agrega que no debemos alarmarnos si personas comienzan a morir después de suministrada la vacuna. Es decir, los medios están preparando psicológicamente a las personas para que les parezca algo normal el genocidio masivo.

https://steemitimages.com/DQmPjjwcaturtu412W1hFPyAbLmPenH5uA7aquPt39ZJgeY/5.png

Las Farmaceuticas Y LOS GOBIERNOS se lavan las manos y eluden TODA responsabilidad

En el informe Moore dice que los estadounidenses necesitan entender que pueden ocurrir muertes que no necesariamente tienen que ver con la vacuna.

Para el gremio médico de la coalición de acción de inmunización no es sorprendente que por “coincidencia” después que la vacunación ocurra alguien fallezca a pocos días, y de paso aclaran que eso no es necesariamente a causa de la vacuna, sino  simplemente porque ese es el lugar donde residen las personas al final de sus vidas. La Dra. Nos está diciendo que no es por la vacuna es que casualmente la muerte decidió ese día pasar y bueno, es normal que las personas mayores mueran.

https://pbs.twimg.com/media/EZTLiFnWoAEeOgw.jpg

Esta clase de cinismo es increíble, si una persona que tiene alguna enfermedad de la vejez característica de la edad, se encuentra en control y saludable, no es normal que muera después de una vacuna, ni tampoco es casualidad es que la doctora nos acaba de comprobar que la vacuna no es segura, sino letal y que ni ellos mismos saben las reacciones de la misma. Pues no es normal que luego de la vacuna horas o de uno a dos días después mueras, pues esto también lo dice la doctora en el informe.

Dra. No es que la muerte decidió pasar un día, es que la vacuna provoca que las personas que ustedes denominan “frágiles y de edad avanzada”  mueran como consecuencia de la administración de la vacuna. Pues afirma como normal la muerte después de uno o dos días después de la vacuna.

“Eso sería algo que esperaríamos, como algo normal, porque la gente muere frecuentemente en los asilos” con esto culmina la doctora.

Indicando que las vacunas no son seguras para nada, una vacuna no debería matarte.

Imagen de Bill Gates, Genocida Mundial.

Vacunas: genocidio mundial

Según palabras de Bill Gates “si hacemos un trabajo realmente bueno con las nuevas vacunas, la Sanidad y los Servicios de Salud reproductivos , podríamos reducir la poblacion en un 10 o 15%, quizás”

Discurso de Bill Gates en TED 2010, donde menciona que la forma de detener el “calentamiento global” es eliminando o “llevando a cero” uno de los “elementos” de la formula, que casualmente es la “cantidad de personas”. Esto se llevaria a cabo, entre otras cosas, a traves de las vacunas. Bill Gates, fundador de Microsoft dice en una conferencia del TED , una organización para la difusión de “nuevas ideas” esponsorizada por uno de los contaminadores más grandes y tóxicos del planeta, que las vacunas necesitan ser empleadas para reducir la población mundial, y controlar el calentamiento global y reducir así las emisiones de CO2. Asegurando que la población se dirige peligrosamente a los 9 mil millones de personas, Gates dijo: “si hacemos un trabajo realmente bueno con las nuevas vacunas, la Sanidad y los Servicios de Salud reproductivos (Nota Trinity: es decir, la industria abortera), podríamos reducir la poblacion en un 10 o 15%, quizás” .

“ELIMINANDO AL DEBIL”

Ese es el deseo de los controladores globales y no es ningún secreto. No se discute. Esto es que los políticos, burócratas e incluso algunos desinformados activistas del movimiento “ecologista” de nuestros días desean lograr — la reducción de la población mundial hasta por lo menos 5 mil millones de personas. Para ellos, la humanidad se ve como una amenaza para el planeta e incluso para sí mismo.

https://larepublica.pe/resizer/EBDwozH2VT0Yy_s3YKm7U6h08jQ=/666x0/top/larepublica.pe/resizer/XG0YZ-7b-biIO6WXUaOTlQ-9wrc=/666x0/top/smart/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/gruporepublica/3I7QPJN6ZZGDXO5KSPU64PQJ44.png

Fallece David Koch

Fallece David Koch, empresario estadounidense y gran donante republicano

David Koch, el gran financiador de la ultraderecha liberal estadounidense

David Koch solo puso su nombre una vez en una papeleta electoral, pero se dedicó a manejar los hilos de su influencia detrás del escenario

Los Koch empezaron la guerra de verdad con Obama como presidente: se encargaron de alimentar el furor neoliberal del Tea Party y de encauzarlo electoralmente

Los candidatos a las primarias republicanas cultivaban el apoyo de los Koch porque sabían que iría acompañado de dinero.

 Ha muerto David Koch y es una pena, como siempre que muere alguien. También da pena pensar que si David Koch no hubiera sido un financiador de la extrema derecha de EEUU, hoy tendría un obituario muy diferente. En lugar de decir que se gastó una fortuna en promover algunas de las causas más dañinas que existen, hoy estaríamos escribiendo sobre sus obras filantrópicas, que también fueron muchas. Si Koch y su hermano no fueran los principales culpables de haber arrastrado al partido republicano de EEUU a posiciones absurdas como negar el cambio climático, podríamos estar tranquilamente haciendo una guía de Nueva York saltando de donación en donación. Iríamos al centro David Koch contra el cáncer en la mejor institución investigadora del mundo, el Sloan-Kettering (135 millones), y luego nos sentaríamos en la plaza David Koch del Museo Metropolitano de Arte (90 millones). Después cruzaríamos Central Park y pasaríamos a ver los esqueletos de dinosaurios en el ala David Koch del Museo de Historia Natural (18 millones) antes de asistir al ballet en el teatro David Koch del Lincoln Center (58 millones). Y me dejo muchas otras, pero es que hay que hablar de sus “otras” inversiones. Las políticas y las empresariales.

David Koch era inmensamente rico. La cifra exacta depende mucho de dónde la consultes, pero estaría en torno a los 50.000 millones de euros. Compartía con su hermano Charles la propiedad de una de las mayores empresas de EEUU, Koch Industries, fundada por el padre de ambos. Y compartía también con su hermano esas ideas que ellos llamaban libertarias, pero que también podríamos calificar de neoliberales. En 1980 David decidió entrar en política y ser el candidato a vicepresidente del partido Libertario, pero logró poco más del 1% de los votos. Fuera por el resultado desastroso o porque el ganador, Ronald Reagan, resultó ser muy neoliberal, David Koch decidió no volver a poner nunca más su nombre en una papeleta electoral, pero sí dedicarse a manejar los hilos de su influencia detrás del escenario. Una influencia notable que tuvo su cúspide con la llegada a la Casa Blanca del presidente Obama.

Fallece el multimillonario estadounidense David Koch a los 79 años

Fallece el multimillonario estadounidense David Koch a los 79 años

Los Koch habían gastado ya mucho dinero en hacer avanzar a ‘sus’ candidatos en la primarias republicanas: los que más fervientemente odiaran el papel de gobierno, los menos ecologistas, los que más castigaran a los sindicatos… pero cuando Obama se convirtió en presidente, empezaron la guerra de verdad. A través de una institución de nombre anodino y gran capacidad de organización, ‘Americanos por la prosperidad’, se encargaron de alimentar el furor neoliberal del Tea Party y además de encauzarlo electoralmente. Con los recursos casi ilimitados de los Koch organizaban manifestaciones, compraban publicidad, donaban dinero a candidatos afines, hacían eventos para que los activistas se conocieran entre sí… Y se oponían con todos sus medios a cualquier intento de ampliar la cobertura sanitaria, poner límites a la contaminación, subir impuestos a las clases altas… No consiguieron frenar la reforma sanitaria de Obama, pero en las siguientes elecciones su labor fue fundamental para que los republicanos lograran el control de la Cámara de Representantes y bloquearan el resto de iniciativas legislativas del presidente.

Según el difunto David Koch, toda esta actividad política se debía tan solo a su su patriotismo y a una ideología liberal muy arraigada desde su infancia. Sin embargo, entonces y ahora era difícil no ver que las causas que más apoyaba su brazo armado de ‘Americanos por la prosperidad’ eran precisamente las que más favorecían sus intereses empresariales. Estaban en primera línea combatiendo las regulaciones mediambientales que más daño podían hacer a una compañía dedicada al petróleo y la química como Koch Industries. Se oponían “al despilfarro” que suponía cualquier ampliación del transporte público cuando, casualmente, su empresa necesitaba mucho de “la cultura del coche” para prosperar. Y organizaron un movimiento poco menos que fundamentalista contra cualquier subida de impuestos cuando eran personas como ellos los principales perjudicados.

https://content.fortune.com/wp-content/uploads/2015/04/ap608596881431.jpg

Los Koch tenían una enorme influencia y los candidatos presidenciales a las primarias republicanas cultivaban su apoyo insistentemente porque sabían que iría acompañado de dinero y de otros tipos de apoyo. Sin embargo no contaron con un factor: Donald Trump. Seguro que para David Koch fue toda una sorpresa ver llegar a presidente a otro empresario neoyorquino, mucho menos millonario que él, y que además no le tenía ningún respeto. Trump se ha burlado públicamente del supuesto “poder” de la maquinaria de los Koch dentro del partido y se ha enfrentado a ellos, ahora que su primacía es indiscutible entre los republicanos. Después de todo, Trump ha conquistado el poder a pesar del establishment del partido que los Koch representan, y sus ideas contrarias al libre comercio horrorizaban a los hermanos liberales. La guerra de aranceles con China, las peleas con los aliados europeos… todo eso es malo para el negocio.

Con la muerte de David, desaparece el más sociable y hablador de los hermanos Koch. El que vivía en Nueva York y a veces hasta daba una entrevista. Queda su hermano Charles, que vive encerrado en una fortaleza de Kansas, pero que con seguridad continuará su obra política y empresarial. Ha muerto una de las figuras fundamentales para entender la política estadounidenses moderna y la desaparición del “ala moderada” del partido republicano. Seguro que David Koch jamás se imaginó que sería tildado de “moderado” y eso que, en los últimos tiempos y gracias a su distancia con Trump, ha podido incluso parecerlo.